dijous, 13 de febrer de 2014

Análisis: Lego Marvel Super Heroes (PS4, Xbox One, PS3, Xbox 360, PSP Vita)

 
Gameplay del primer nivel (el vídeo no me pertenece)


[El análisis es de la versión PS4]

Miras la portada y no te lo crees, ¿Qué coño hace Warner, propietaria de DC, haciendo un juego de Marvel? Pues resulta que lo han hecho, como pasó con Piratas del Caribe. Claro que no puede ser serio: estamos hablando de la saga Lego Loquesea, de la que soy admirador desde los tiempos de Lego Star Wars. Esencialmente es por la compañía desarrolladora: sigo a Traveller's Tales desde que en 1993 adquirí (mejor, me adquirieron) Puggsy, su primer gran juego, en los tiempos en que eran filial de [reverencia] Psygnosis. Legend of Galahad, Wiz n' Liz, Toy Story, Mickey Mania o Sonic 3D (sí, este era flojete, hay que reconocerlo) fueron juegos encantadores en la Mega Drive, y estuve enganchado al Sonic R (de este haré un par de posts a parte, que lo merece. Su banda sonora y la leyenda del Tails Doll dan para mucho). Actulmente se dedican en exclusiva a hacer juegos para Lego, y mantienen algo que los caracterizó siempre: un gran sentido del humor (en la época de los 16 bits era la estética gótica - que no goth - de sus juegos lo que llamaba más la atención) y muchas autoreferencias y referencias a la cultura friki.

-- El juego --

Galactus se está comiendo los logos del juego y como no está satisfecho, ha enviado a Silver Surfer a la Tierra para que anuncie su llegada. Sin embargo, SHIELD se ha enterado del percal y manda a Iron Man contra Silver Surfer... Solo para ver como éste es derribado y hecho piezas de plástico danés por el Doctor Muerte, que necesita del poder del surfista galáctico para crear el Rayo Mortal de la Muerte del Doctor Muerte [sic], y a tal efecto ha creado una alianza de villanos (Stan Lee entre ellos, aunque en el juego se limitará a ponerse en peligro para hacernos ganar puntos).

La mecánica de juego no ha variado desde Lego Star Wars, ni falta que hace: Plataformas de la vieja escuela, recoger monedas, rescatar al ciudadano en peligro (Stan Lee, como he dicho), más de 100 personajes controlables entre superhéroes, villanos y civiles, construcción de elementos y vehículos, desarrollo semilineal, combinando fases secuenciales al estilo old school (el modo historia constituye menos del 20% del juego) con elementos basados en el GTA (no olvidemos que TT y Rockstar surgieron ambas de Psygnosis; por cierto, que una de las novedades aquí es que ciertos edificios de Nueva York son explorables una vez desbloqueado el juego libre) y muchos trucos desbloquables.

-- Gráficos -- Nota: 7

Comentan en diversos medios que son un poco vulgares debido a que son una fotocopia de los de las versiones de las consolas de 360 bits, pero siguen siendo bonitos de ver. La verdad es que desde mi punto de vista lucen - obviamente - visiblemente más espectaculares en las consolas de última generación, con algunos efectos bastabte majos, pero sin exagerar: incluso desde el punto de vista actual, en que todo acaba de empezar, se ven austeros a más no poder, pero simpáticos, con elementos interactivos llenando los alrededores. La ciudad de Nueva York está muy bien reconstruída, sin apenas popping y con 0 ralentizaciones.

Los personajes Marvel son reconocibles y siguen la tónica del nuevo Universo: los personajes se parecen más a los actores de las pelis que a los personajes clásicos, con alguna excepción: Iron Man y Nick Furia son evidentes caricaturas de Robert Downey Jr. y de Samuel L. Jackson. El Capitán América va con su nuevo uniforme. Sin embargo, Lobezno es más próximo al de los cómics, aunque no lleve antifaz: es el Logan de toda la vida; no se parece nada a Hugh Jackman.

Algunos momentos, como los enfrentamientos con la Estátua de la Libertad y Galactus, resultan muy espectaculares, y es de admirar la suavidad de los movimientos de estos enormes personajes.

-- Sonido -- Nota: 7

Buena música con ecos de la Marvel de los sesenta, y doblaje ¡EXCELSIOR!. Una vez se ha jugado a los videojuegos de Lego, los SFX resultan repetitivos. Pero muy repetitivos. Si no, pues no suenan mal.

-- Controles -- Nota: 5

El talón de Aquiles de este juego y de todos los de Lego, ya que estamos. Muchas veces es muy difícil apuntar proyectiles, los personajes se quedan bloqueados e incluso los que llevamos mucho tiempo jugando con la saga nos hacemos la picha un lío en bastantes ratos. Mediocres, bastante mediocres.

-- Dificultad -- Nota: 9

El modo historia es sencillo. El verdadero desafío llega al tener que volver a jugar los niveles para detectar elementos ocultos y descubrir fases secretas. Acabado eso, aún tenemos que completar el juego libre, desbloqueando superhéroes y ayudando a la gente. A la hora de escribir este artículo he derrotado a Galactus y estoy por jugar el nivel bonus que se desbloquea tras los créditos finales. Y como he dicho antes esto no es ni el 20% del juego. Es un juego fácil pero largo, muy largo, y muy pegadizo, sobretodo si te gusta Marvel. En Traveller's Tales son especialistas en el tema, y el sabor de vieja escuela del juego en si hace que al menos en mi caso, me vicie bastante.

Nota global: 7, un bonito Notable

-- Otros --

No sé si me pasa solo a mí, pero el gran defecto del juego está al margen de la acción en si: y es que está plagado de bugs: misiones que se resuelven sin recompensa, personajes que se quedan atrapados en los lugares más insospechados (esto es algo demasiado habitual en la serie Lego) y, sobretodo, tiende a colgarse  tanto como un cartucho de 16 bits. Esperemos que en el nuevo Lego: La película esto quede subsanado.

-- Futuro --

Traveller's Tales acaba de lanzar Lego: La película y prepara otro título en este momento: Lego El Hobbit (originales los títulos, hoyja...). El primero no necesita más explicaciones. El juego acabado de salir reunirá a las figuritas con personajes tales como las figuritas random del mercado, supehéroes de la DC o jugadores de la NBA.

'NUFF SAID!